La Policía danesa confirma que no hay explosivos en el paquete sospechoso