Evacuados los trabajadores de Fukushima tras el terremoto de 7,1 grados