Las FARC siguen con la exigencia de canjear a 22 cautivos por centenares de presos