Las tribus de Faluya recobran parcialmente el control de la ciudad tras la nueva ofensiva