Fariñas, otra huelga de hambre