Fariñas rechaza el avión ambulancia y prefiere seguir en huelga de hambre