Felipe González urge a acelerar el diálogo de paz para que Santos y Obama puedan gestionar el postconflicto