La Fiscalía dice que los cuatro rehenes del supermercado judío murieron antes del asalto