Florence pierde intensidad pero sigue siendo potencialmente mortal