Florida se prepara para Alberto, la primera gran tormenta tropical de la temporada de huracanes