Francia, avalada por la CE