Francia afirma que el avión estrellado en Comoras no sufría ninguna avería