Francia se prepara para un sábado especialmente violento por las protestas