El fuego en un crucero obliga a más de 2.000 pasajeros a interrumpir sus vacaciones