Gadafi acepta la hoja de ruta