El consumo de energía, un factor clave en el conflicto de Ucrania