El expresidente George W. Bush, operado de urgencia por la obstrucción de una arteria