El Gobierno considerará delito de terrorismo la participación en conflictos en el extranjero