El Gobierno prohíbe las manifestaciones en Dacca e impide a la principal opositora abandonar su oficina