El Gobierno crea una célula de seguimiento para liberar a los tripulantes secuestrados