Varios anarquistas intentan agredir al ministro Varufakis y a su mujer