Grupos independentistas intentan boicotear el traslado de los políticos presos a Madrid