La Guardia Revolucionaria niega la supuesta bofetada a Ahmadineyad