Habla la mujer condenada a lapidación: "No dejéis que me apedreen delante de mis hijos"