Hallan en un río el cuerpo de un niño de cuatro años que se escapó de casa