Hamás amenaza a Israel con un "sombrío destino" si inicia la ofensiva terrestre