Harvey Weinstein se entrega a la policía de Nueva York