Hollande asegura que España y Grecia han pagado "un alto tributo" para seguir en el euro