El presidente francés decreta el nivel máximo de alerta antiterrorista