Hollande admite la "legitimidad" de Barroso y promete trabajar con él hasta el final de su mandato