Honduras decreta el estado de excepción ante la ola de violencia tras la jornada electoral