La policía reprime con gases lacrimógenos las protestas en Hong Kong