Imagen desoladora tras el incendio