La presión policial sobre los clientes de prostitución será "insoportable"