Irán sugiere que podría aceptar congelar algunos aspectos de su programa nuclear durante diez años