Estado Islámico prohíbe escuchar música y los pantalones ajustados en Raqqa