Un enviado israelí viaja a El Cairo para negociar un alto el fuego