Israel desoye a la comunidad internacional y recrudece su ofensiva en Gaza