Roma prohíbe el tráfico en las inmediaciones del Coliseo romano