La Izquierda Radical se proclama único garante para sacar a Grecia de la crisis