Japón sigue con los rescates