Kerry pasa la noche ingresado en observación en un hospital de Ginebra