José Ojeda, débil de salud