Diez muertos tras el ataque en el hotel de lujo de Kabul