Kiev dice que no puede retirar el armamento porque los prorrusos siguen atacando