Un pueblo de Hawaii, a punto de quedar sepultado por la lava de un volcán