Kim ordena ocultar sus barcos de guerra para evitar el espionaje extranjero