Liu Xiaobo dice que no se exiliaría y espera que su esposa recoja el Nobel