Londres refuerza las medidas de seguridad ante la inminencia de la cita olímpica