Londres, paralizado por la huelga de transportes